Rajoy confirma que el objetivo no era la embajada española en el atentado de Kabul