Allegados de Anza enmarcan su desaparición en la "guerra sucia del siglo XXI"