Arriesgan su vida sacando a los bebés de las incubadoras durante un terremoto en China