Ban Ki-moon condena la violencia y pide a Damasco que respete los derechos humanos