Un informe de la CICR relata las torturas en prisiones secretas de la CIA en el Gobierno de Bush