Clinton condena la violencia en Siria y exige un proceso político "serio"