El Consejo de Seguridad condena el aumento de la violencia en la región sudanesa de Abyei