Detenidos tres médicos italianos acusados de un complot para matar a un gobernador afgano