Ehud Barak afirma que los egipcios son quienes deben decidir su futuro