El Gobierno egipcio paga 26,5 millones a los policías que desalojaron a los islamistas