El ejército sirio arrebata al Estado Islámico el control de la ciudad de Palmira