Hamás declara un alto el fuego