Jesús Martínez, desde Tokio