Los piscólogos presentan a José Bretón como manipulador y obsesivo