Kim Jong-il recibe al enviado del Gobierno chino en plena tensión en la zona