Llega el convoy nuclear alemán