May indica que las vidas de "muchos" de los heridos por el atentado corren peligro