Nueva jornada negra para los civiles palestinos