Obama y Romney encaran el primero de los debates a tres puntos de distancia