Obama ignoró la opinión de los abogados del Pentágono contra la intervención en Libia