El hotel sede de Outtara seguirá bloqueado hasta que se retiren los rebeldes que lo custodian