Pierden la custodia de sus hijos por ponerles nombres de connotación nazi