Raúl Castro anuncia un apretón del cinturón en el sector estatal