Roban unos 8.000 millones de euros en el mayor golpe en la historia de Chile