Rupert Murdoch abandona la dirección de sus diarios británicos