Japón ejecuta a los miembros de una secta que atacó el metro de Tokio con gas sarín en 1995