Los afectados por el volcán de Fuego comienzan a recibir las primeras ayudas