Una falsa alarma en el metro de Londres provoca el pánico en pleno Black Friday