El análisis del tumor extirpado revela que Cristina Fernández no tenía cáncer