Inés Arrimadas llega a la residencia de Puigdemont con una pancarta que reza "La República no existe"