El atentado de Kabul contra la comunidad hazarí deja 80 muertos y 230 heridos