Las autoridades de la Cachemira india piden refuerzos para controlar la ola de violencia