La ciclogénesis Brendan activa la alerta roja en Reino Unido: rachas de viento de 140 km por hora y olas de 15 metros