Indignación por la actuación policial ante el robo de una muñeca por parte de una niña de 4 años en EEUU