Un caballo salta un coche a 60 kilómetros por hora en un polémico reto