Las campanas de las catedrales francesas replican al unísono en homenaje a Notre Dame