Tras la cirugía: “Todo lo que podía ver en el espejo era un monstruo”