“Esta ciudad vivía atemorizada por ellos”