Un conductor en China sobrevive después de que un camión con cemento aplastara su furgoneta