El conflicto fronterizo de Camboya y Tailandia causa el primer muerto civil