El coronavirus sigue sin freno en el mundo: de los drones en el cielo de Seúl a las camas de cartón de la India