En Tayikistan, el fútbol no para a pesar del coronavirus