La maratón de Boston, un homenaje blindado