Los disturbios marcan la jornada de reflexión en Bratislava