Habla Natalia, la niña a la que sus padres adoptivos acusaron de psicópata y de querer matarles