Una historia de miedo: Adoptan una niña que resulta ser una adulta psicópata con acondroplasia