El Tribunal Europeo de Derechos Humanos autoriza la muerte asistida de un francés