Una gran explosión de gas en Baltimore derrumba tres edificios residenciales y mata a una persona