El fuego arrasa el Carnaval de Rio