Primer funeral de las víctimas del terremoto, que ascienden ya a 291